Atrás quedaron los días del tan temido resultado de “pelo de muñeca”

Atrás quedaron los días del tan temido resultado de “pelo de muñeca”

En las últimas décadas, las técnicas para trasplantar cabello han avanzado enormemente. Atrás quedaron los días del tan temido  resultado de “pelo de muñeca” luego de haberse realizado un trasplante. Los cirujanos ahora son capaces de realizar trasplantes capilares ofreciendo un aspecto natural. Luego de haber dicho esto, es digno mencionar que, claro, hay pacientes que son mejores candidatos que otros.

El paciente ideal deberá:

Tener leve o moderada pérdida de cabello- Aunque sí es posible realizar un trasplante en un paciente con calvicie severa, los mejores resultados se verán en pacientes cuya calvicie es leve o moderada. Esto se debe a que usualmente el pelo donador es mayor y el área que se necesitará cubrir, menor.

Tener buena cantidad de cabello donador- Es vital tener buena cantidad de cabello a donar en el momento de realizar el trasplante. Esto usualmente no es un problema ya que el cabello donante se extrae de la parte posterior y/o lateral de la cabeza donde el cabello, ya por genética está programado a ser permanente. Es decir, aunque el paciente presente calvicie severa, estas áreas se encuentran suficientemente cubiertas.

Tener expectativas reales- Al realizar un trasplante, es muy importante que las expectativas del paciente sean realistas. Para la mayoría de hombres, lo ideal sería tener un cabello grueso, frondoso, sin ninguna entrada en la cabeza. Aunque esto puede que suceda en ciertos hombres, no siempre es realista, especialmente con personas que presentan calvicie severa. Un buen cirujano tendrá que explicar claramente los resultados que el paciente deberá esperar luego de un trasplante.

Estar convencido que desea un trasplante capilar- Tener un trasplante capilar es una gran decisión, por lo que el paciente debe estar seguro y convencido que desea realizarse este procedimiento. La pérdida de cabello afecta de forma muy distinta a los hombres, algunos son capaces de ajustarse a una vida con calvicie sin que afecte su autoestima. Para estos hombres, un trasplante capilar sería más un problema que una ayuda.

Antes haber recibido tratamiento contra la calvicie- Esto es muy importante. Es sorprendente cuántas personas viven con la ilusión creyendo que aún no hay tratamiento efectivo contra la caída del cabello. Antes de considerar un trasplante capilar, deben recibir tratamiento que incluye tanto finasteride como minoxidil. De esta forma, el paciente sabrá qué tanto le funciona dicho tratamiento y posteriormente, facilitar la decisión sobre si un trasplante capilar es necesario o no. Deberán recibir tratamiento por al menos 6 meses para ver si éste hizo efecto.

Asegurarse que la pérdida de cabello se ha estabilizado- Todos los hombres presentan diferente ritmo en la pérdida de cabello. A algunos sólo se les vuelve más fino con el paso de los años, otros pueden perder la mayor parte de su cabello en tan solo un año. Antes de recibir un trasplante, es muy importante que la caída del cabello se haya estabilizado. Esto se debe a que, aunque el trasplante capilar es permanente, no significa que el paciente no perderá cabello ya existente que de igual forma hubiera empezado a adelgazarse. Esto puede crear un aspecto parchado que está muy lejos de los efectos deseados y esperados.

Los comentarios están cerrados.