Diez cosas sobre la caída de cabello que (quizás) desconocías

Si cada mañana cuando ves cabellos en la almohada, en la ducha o en el peine sientes que deberías comenzar a hacer algo al respecto, es un buen primer paso. No lo dejes para mañana. Pero empecemos por el principio: probablemente no sepas cómo funciona el ciclo de la caída del cabello, ni tampoco sus causas, sus posibles soluciones o la influencia de otros problemas capilares. Por eso, de la mano de la primera Campaña Nacional de Cuidado Capilar, con la que además puedes recibir consejos y diagnósticos onlinetotalmente personalizados de profesionales, desglosamos en diez puntos el porqué de la caída capilar masculina:

1- Nuestro cabello nace, crece y se cae por ciclos

El proceso de caída del pelo es, en realidad, algo natural hasta cierto punto. Nuestro cabello no crece de manera continua a lo largo de nuestra vida, sino que lo hace por ciclos: tiene una etapa de crecimiento, una de reposo en la que no crece y una de regresión, en la que el pelo muere y se cae, permitiendo iniciar una nueva fase de crecimiento. Lo malo es que este nuevo ciclo en ocasiones no se inicia de forma inmediata, por lo que para ganar pelo es conveniente buscar tratamientos adecuados para regenerar tu densidad capilar.

2- Empieza a preocuparte si pierdes más de 150 cabellos al día

Lo normal es perder entre 50 y 150 cabellos al día de forma natural. ¿Y si se nos caen más? Puede derivar en problemas de calvicie si se mantiene de forma continuada. Así que en un caso de caída persistente de cabello, debemos ponerle remedio con tratamientos anticaída con urgencia.

3- Es importante observarse diariamente

Como contar el número de cabellos que se nos caen al día sería agotador, hay métodos más sencillos para saber en qué momento tenemos que actuar. Por ejemplo, podemos pasarnos la mano por el pelo y si se nos caen más de diez cabellos con la raíz (verás el bulbo del pelo fácilmente) tenemos que hacer algo.

4- El secreto: actuar cuanto antes

A pesar de toda la ciencia que se ha desarrollado al respecto, la caída del pelo no es una ciencia exacta y es imprevisible si no hacemos nada. Puede comenzar en la pubertad y producirse de una manera extrema y en un intervalo de tiempo muy corto o, por el contrario, ser progresiva a lo largo de los años. La rapidez es, por lo tanto, muy importante a la hora de abordarlo. Un diagnóstico y un tratamiento adecuado serán claves para ralentizar la caída.

5 – La genética y las hormonas están detrás de la mayoría de casos de alopecia

Se trata de la llamada alopecia androgenética, que se debe a una mezcla de factores hereditarios (efectivamente, si tu padre es calvo tienes más papeletas para serlo) y de temas hormonales. Si no utilizamos algún tratamiento anticaída o redensificante, el cabello va cayéndose a pasos agigantados y adelgazando, volviéndose más corto, transformándose en vello. En nuestro caso, las zonas más afectadas suelen ser las sienes y la zona de la coronilla. Otras causas externas pueden contribuir a la caída, como la apolecia areata (que puede ser motivada por estrés, ansiedad o por factores genéticos), pero hay que solucionarlas por separado. Por cierto, usar productos como gominas y ceras no hacen que se caiga el pelo. Derribemos ese mito.

6- La alimentación sí está relacionada con la caída del cabello

Cabello sano in corpore sano. Al igual que con el gimnasio, la alimentación es extremadamente importante para nuestro pelo. Tener por ejemplo déficits de vitaminas tipo B, niveles bajos de hierro, algún tipo de anemia o o una mala absorción intestinal pueden contribuir a que se caiga el pelo.

7- Después del verano, nuestro cabello está más frágil

En verano es muy común que, debido al sol excesivo o al agua de la piscina y de la playa, el pelo quede más seco y, lo que es peor, se vuelva quebradizo y se rompa. Si ya estamos afectados por algún tipo de caída de cabello androgenética, el cóctel puede ser fatal. Para evitar la pérdida de densidad, lo aconsejable es utilizar un tratamiento reparador, complementado con la mascarilla nutrireparadora. Un tándem perfecto para proteger el pelo de los excesos.

8- El exceso de grasa en el cabello puede ser nuestro enemigo

Si en menos de 24 horas tu cabello ya tiene un aspecto graso, debes arreglarlo para que no produzca una reacción en cadena. ¿Lo aconsejable? Utilizar tratamientos que purifican el cuero cabelludo y atacan el problema con su compejo anti-sebo. Otro mito: si tienes el cabello graso, no tienes que lavártelo todos los días, pero sí utilizar los productos adecuados.

9- La caspa o descamación del cuero cabelludo no es una problema que se solucione solo

La caspa no es solo un problema estético, ya que, sea cual sea la causa de su aparición, lo cierto es que siempre va acompañada de una alteración del cuero cabelludo. Y, si esta es importante, puede afectar al ciclo natural del pelo y puede caerse. ¿Lo bueno de todo esto? Que le puedes poner remedio con el shampoo especial.

10- El otoño es la época de mayor caída del cabello

Dentro del ciclo de caída del cabello, el otoño, al regreso de las vacaciones, es la época más temida. ¿Lo mejor? Un tratamiento anticaída o redensificante y no agobiarse demasiado con la vuelta al trabajo, porque el estrés puede contribuir a que el pelo se caiga más. Relajarte, sin olvidar que hay productos que te ayudarán a frenar la caída del pelo, es tu mejor opción.

----------------------------------------------------------------------------------------

Fuente: http://elpais.com/elpais/2015/08/10/icon/1439205308_894649.html

Los comentarios están cerrados.